Convocado el Plan de Formación para el Empleo de la Administración Local de Cantabria 2020

En el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha aparecido publicada hoy, en una edición extraordinaria, la convocatoria del Plan de formación para los empleados de los Ayuntamientos, que cuenta con 72 acciones formativas con 2.050 plazas y 2.189 horas lectivas. Casi el 60 por ciento de estos cursos, se ofertan a distancia o por el sistema mixto, con el fin de facilitar al máximo la asistencia de los funcionarios. El plazo de solicitudes para participar en esta iniciativa termina el 28 de enero.

El plan combina las acciones trasversales para todos los empleados públicos de la administración local, con acciones de especialización y dirigidas a colectivos específicos. Se desarrollarán 15 áreas de formación que incluyen atención a la ciudadanía, el área jurídico administrativa, gestión de personal, políticas de igualdad, informática procedimiento administrativo, urbanismo y medio ambiente, entre otras.

El Plan de Formación para el Empleo de la Administración Local de Cantabria 2020.está gestionado un año más por el Centro de Estudios de la Administración Pública Regional de Cantabria (CEARC), en colaboración con la propia Federación de Municipios de Cantabria (FMC), los Ayuntamientos de Santander y Torrelavega y las centrales sindicales más representativas en el ámbito municipal.

En la sede de la FMC se desarrollarán 9 acciones formativas sobre el Nuevo régimen jurídico de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales; la Gestión Presupuestaria en la LOEPYSF. El Equilibrio Financiero, Regla de Gasto y la Financiación de Inversiones Sostenibles. El régimen del Endeudamiento, y el tratamiento de las situaciones de desequilibrio patrimonial; Régimen de los espectáculos públicos y las actividades recreativas. Análisis práctico de la Ley de Cantabria 3/2017; El procedimiento administrativo común: elaboración práctica de actos administrativos; La jornada de trabajo de los empleados públicos locales: aplicación e incidencias derivadas de permisos y medidas de conciliación; Intervención administrativa en uso de suelo y edificación; Gestión de personal en las administraciones locales; La contratación pública local; La reforma de la Ley del Suelo y la simplificación de trámites en la elaboración del plan general.