El BOC publica las ayudas para financiar la elaboración de bases de datos de áreas degradadas de los municipios

La Orden tiene un importe máximo de 180.000 euros y el objetivo de obtener un inventario de todas las zonas degradadas de la región

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica hoy las subvenciones destinadas a financiar las actuaciones de los ayuntamientos en el procedimiento de elaboración de bases de datos de áreas degradadas con el fin de obtener un inventario de todas las zonas de la región que hayan sido transformadas y sean un riesgo para las condiciones ambientales del medio.

La Orden, por un importe total de 180.000 euros, tiene el objetivo de colaborar con los ayuntamientos cántabros para el desarrollo de la estrategia de recuperación de áreas degradadas ‘ERAD2020’, que se basa en la restauración racional de los ámbitos mediante la restitución ambiental o ecológica; la reutilización de áreas degradadas manteniendo y mejorando sus condiciones de uso o la rehabilitación de cada ámbito, asignándoles nuevos usos que incorporen valores añadidos.

Además en la convocatoria se promueve la puesta en marcha de programas de gestión ambiental para realizar una correcta planificación espacial y económica de las actuaciones de recuperación que se lleven a cabo en el marco de la estrategia. Asimismo, se prevé desarrollar un sistema de información de áreas degradadas que permita el seguimiento y vigilancia de las acciones realizadas.

Las bases de datos que sean objeto de la subvención tendrán que contener una información descriptiva del municipio que permita conocer e incorporar los principales datos de valores ambientales, paisajísticos y naturales de los ecosistemas del término municipal. También habrá de incluir un listado de las áreas degradadas, información cartográfica general y fichas de cada una de las áreas. Deberá realizarse durante los seis primeros meses a partir del día siguiente a la resolución de la concesión de la subvención, si bien podrá ser prorrogable por un mes más.

Con esta iniciativa se pretende impulsar una gestión integral de las zonas deterioradas de la región para iniciar un proceso de cambio en la manera de llevar a cabo la restauración ambiental. Para ello, se utilizarán criterios claros, necesidades definidas y una metodología y seguimiento que haga posible que las áreas puestas en valor sean más sostenibles y perduren en el tiempo.

En el mismo BOC también se publican las ayudas destinadas a las Entidades Locales para inversiones y proyectos de cálculo e implementación del Registro de Huella de Carbono, y el diseño de medidas de reducción y absorción en sus municipios; y para inversiones y proyectos para la reducción de emisiones gases de efecto invernadero (GEI) en los sectores difusos.