El Consejo de la Juventud solicita una mayor participación de ese sector de la población en la convocatoria de Corporaciones Locales

El presidente de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), Pablo Diestro, ha mantenido una reunión con una representación del Consejo de la Juventud de Cantabria, integrada por su presidente, Ismael Chávez, acompañado de Luis Javier Casas y Cintia Varela, vicepresidente y secretaria, respectivamente, al objeto de presentar una serie de demandas en defensa de ese sector de la población tan castigado por la crisis económica provocada por la pandemia.

Fundamentalmente se referían a empleo solicitando  que los ayuntamientos apuesten por la presentación de proyectos a la Orden de Corporaciones Locales para la contratación de desempleados vinculados a perfiles jóvenes, buscando niveles de formación más técnicos. En este sentido lamentaron que pese a la importancia del programa de prácticas laborales en las Entidades Locales en el marco de la garantía juvenil, que en 2020 estaba dotado con 4 millones de euros y estaba destinado a 230 personas, no se hayan cubierto todas las plazas. En cuanto a la vivienda pidieron ayudas e incentivos para el alquiler.

Respecto a la pobreza infantil y exclusión social ya que la situación actual ha agravado y aumentado estas situaciones por lo que solicitan el incremento de las partidas al menos en el porcentaje que han aumentado sus solicitudes a lo largo de 2020; agilidad y mejor asesoramiento a los solicitantes en los casos en que tengan dificultades para completar los trámites administrativos; e impulsar programas y actividades de protección a los sectores vulnerables tanto infantiles como juveniles, principalmente en lo que se refiera a medios electrónicos para estudiar o compra de material escolar, etc.

Sobre educación y movilidad, demandan el mantenimiento de las ayudas al transporte en Bachillerato, FP y Universidad y que la FMC promueva su establecimiento entre los ayuntamientos que no han implantado esta medida, así como también las referidas a la compra de material escolar y otras becas de estudios.

Finalmente, en cuanto a participación instaron la potenciación de las oficinas municipales de información juvenil, así como el impulso a la creación de los consejos de la juventud.