El Gobierno anima a los municipios a sumarse a sus contratos marco para reducir trámites y ahorrar en gastos corrientes

La sede de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC) ha acogido una Jornada informativa sobre los contratos del Gobierno para suministros y servicios corrientes en la que han intervenido la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, el presidente de la Federación, Pablo Diestro, la directora general de Servicios y Participación Ciudadana, Alicia Solar, y el jefe del Servicio de Mantenimiento, Ángel Rioz. En ella han participado una treintena de cargos electos y técnicos de los Ayuntamientos que han conocido los siete contratos marco vigentes y la forma de adherirse. Son los relativos a la energía eléctrica, servicios postales, archivos, material de oficina, seguridad, fotocopiadoras e impresoras, seguro de responsabilidad de circulación de vehículos, y, en trámite, el referido a gas natural y gasóleo de calefacción. Las ventajas de esta contratación integrada de servicios también se traducen en una simplificación de los procedimientos, así como un ahorro de costes.

La consejera ha animado a los Ayuntamientos a sumarse a esta iniciativa para ofrecer unos mejores servicios públicos a la ciudadanía gracias a la unión entre administraciones públicas lo que permite ser más eficaces, más eficientes y racionalizar gastos. Se trata de un sistema de contratación centralizada que supone, entre otras ventajas, el ahorro en los costes de licitación, una mayor transparencia y agilidad en la contratación, es decir, una simplificación de la actuación administrativa y, desde el punto de vista económico, una reducción en los costes al realizarse a gran escala. Es en suma un instrumento idóneo de racionalización técnica de la contratación en el Sector Público.

Por su parte, el presidente de la FMC ha animado a los municipios a estudiar su incorporación a los acuerdo marco por la reducción en los trámites administrativos de los contratos menores y la licitación de los proyectos, además del ahorro en los gastos corrientes, algo que ya han hecho los Ayuntamientos de Cabezón de la Sal y Val de San Vicente.