El Gobierno destina 300.000 euros en ayudas para los planes urbanísticos y especiales de suelo rústico de los municipios

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica hoy la Orden por la que se convocan subvenciones, por importe total de 300.000 euros, para financiar las actuaciones de los Ayuntamientos en materia de redacción de planeamiento urbanístico y Planes Especiales de Suelo Rústico.

Se trata de unas ayudas convocadas para ejecutarse a lo largo de este año y están destinadas a la redacción de los Planes Especiales de Suelo Rústico y de Planes Generales de Ordenación Urbana adaptados a la Ley 2/2001, de 25 de diciembre, de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria, así como su revisión.

En concreto, podrán ser beneficiados por estas subvenciones aquellos municipios que procedan a adaptar sus instrumentos de planeamiento a la legislación vigente o a la revisión de los mismos, y hayan iniciado la tramitación del procedimiento de elaboración del correspondiente Plan General de Ordenación Urbana o de los Planes Especiales de Suelo Rústico, tanto si se encuentran en alguna de las fases del procedimiento como si ya se han procedido a la aprobación definitiva del instrumento de planeamiento urbanístico con posterioridad a la fecha de presentación de solicitudes de este tipo de subvenciones.

Teniendo en cuenta los limitados recursos económicos de las administraciones locales y de los cambios legislativos acaecidos, la presente línea de ayudas pretende la adaptación, en la mayor brevedad posible, de los planeamientos municipales a la Ley 2/2001, así como la redacción de los Planes Especiales de Suelo Rústico para contribuir al esfuerzo económico que las corporaciones locales deben realizar.

Asimismo, desde el Ejecutivo se mantiene el sistema de ayudas que permite a los beneficiarios optar a la subvención a medida que superan las distintas fases del procedimiento de elaboración del instrumento de planeamiento, estimulando de esta manera a los Ayuntamientos a elaborar sus planes y evitar la congelación de fondos públicos.