El Gobierno propone reformar la Ley del Suelo para favorecer la construcción en suelo rústico en 39 municipios con riesgo de despoblamiento

El anuncio se realizó en la reunión constitutiva del Consejo Asesor para la Lucha contra el Despoblamiento de los Municipios de Cantabria

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha anunciado que la nueva Ley del Suelo incluirá una serie de medidas dirigidas a favorecer la construcción en suelo rústico de viviendas unifamiliares e instalaciones para actividades artesanales, de ocio y turísticas en 39 municipios de la Comunidad Autónoma en situación de riesgo de despoblamiento.

La futura normativa, en la que ya trabaja la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, autorizará en estos municipios la construcción en suelo rústico sin necesidad de que exista una figura de planeamiento urbanístico, no exigirá superficie mínima de parcela y liberará del pago de la licencia a los promotores para que especialmente los jóvenes encuentren en los pueblos oportunidades para emprender un proyecto familiar y profesional.

El presidente regional ha adelantado la noticia en la reunión constitutiva del Consejo Asesor para la Lucha contra el Despoblamiento de los Municipios de Cantabria, órgano colegiado y consultivo en el que está representada la FMC por su presidente, Pablo Diestro, el vicepresidente segundo, Jaime Soto, y el alcalde de San Miguel de Aguayo, Eduardo Gutiérrez Osoro.

30 municipios preferentes, 8 prioritarios y la singularidad del Valle de Villaverde

El Gobierno de Cantabria ha propuesto al Consejo Asesor la delimitación de 30 «municipios de actuación prioritaria por riesgo grave de despoblamiento»: Cabezón de Liébana, Cabuérniga, Camaleño, Lamasón, Los Tojos, Peñarrubia, Pesaguero, Polaciones, Rionansa, Tresviso, Tudanca, Vega de Liébana, Cieza, Hermandad de Campoo de Suso, Campoo de Yuso, Pesquera, Las Rozas de Valdearroyo, San Miguel de Aguayo, Santiurde de Reinosa, Valdeprado del Río, Valdeolea, Valderredible, Arredondo, Luena, Miera, Ruesga, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Soba y Vega de Pas.

Además, se determinan otros 8 «municipios de actuación preferente», que son Cillorigo de Liébana, Herrerías, Ruente, Anievas, Arenas de Iguña, Bárcena de Pie de Concha, Molledo y Rasines, y se presta un ‘tratamiento especial y diferenciado’ al Valle de Villaverde, que presenta una particular idiosincrasia al estar enclavado dentro del territorio de Vizcaya.