La Consejería de Educación y la FMC sientan las bases de la colaboración entre Gobierno y ayuntamientos para reforzar la limpieza en los centros

Empleados de Corporaciones Locales reforzarán la limpieza en centros y Educación dotará de materiales de protección a los técnicos de Educación Infantil de los ayuntamientos

Parte del personal contratado por los ayuntamientos a través de la Orden de Corporaciones Locales del Gobierno de Cantabria colaborará en la limpieza de los centros educativos de Infantil y Primaria para reforzar las medidas higiénicas y preventivas en la lucha contra el COVID-19, mientras que la Consejería de Educación dotará de materiales de prevención a los técnicos de Educación Infantil contratados por los ayuntamientos idénticos a los que suministrará a su propio personal.

Así lo han acordado la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, y el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), Pablo Diestro, en un encuentro que ha servido para establecer la colaboración entre el Gobierno de Cantabria y los ayuntamientos de cara al próximo curso 2020-2021, en un encuentro en el que también ha participado el alcalde de la Hermandad de Campoo de Suso, Pedro Luis Gutiérrez.

Así, Gobierno y municipios han coincidido en que las circunstancias actuales y la necesidad de garantizar un entorno escolar seguro de cara al inicio del curso 2020-2021 hace necesario incluir personal para reforzar la limpieza de los centros en las contrataciones que realicen las entidades locales a través de esta convocatoria, por la que la Consejería de Empleo y Políticas Sociales, a través del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), destina 27 millones de euros a la contratación de alrededor de 3.000 desempleados.

Tal y como ha explicado la consejera, los centros de Educación Infantil y Primaria de la red pública son edificios que, una vez construidos, pasan a ser de titularidad municipal, por lo que son los ayuntamientos los encargados de su mantenimiento. La titular de Educación ha destacado el compromiso absoluto de la FMC para trabajar conjuntamente en la adecuación de los centros educativos a la actual situación, en la que las exigencias de limpieza adicional que obliga el COVID-19 constituyen un esfuerzo añadido para los ayuntamientos, que también han visto incrementados sus gastos por este motivo en otros ámbitos.

Técnicos de Infantil

Además, la consejera ha anunciado que la Consejería asumirá el coste de las medidas de prevención del conjunto de los técnicos de Educación de Infantil de las aulas de dos años, incluidos aquellos que ejercen contratados por los ayuntamientos, que recibirán materiales idénticos al del resto de personal con el fin de no sobrecargar más a los ayuntamientos y, también, para garantizar unas medidas de seguridad homogéneas para todo el personal de los centros educativos.

En concreto, se les dotará de batas impermeables, pantallas protectoras y guantes. También de mascarillas FFP2, una protección superior a la de las mascarillas higiénicas y que será común a todo el personal en aulas de Educación Infantil, ya que este alumnado está exento de la obligatoriedad de utilizar mascarilla por ser menor de seis años.

Por su parte, Diestro ha destacado que tanto la Federación como la Consejería han coincidido en que la mejor solución es que la limpieza de los centros se refuerce con personal de Corporaciones Locales. Así, ha explicado que el retraso en la publicación de la orden debido a la suspensión de los plazos administrativos por la COVID-19 hace inviable contratar algunos de los perfiles que eran habituales, como socorristas y monitores de tiempo libre, lo que va a permitir aumentar el personal para realizar esos extras de limpieza que tenemos que realizar. Finalmente, ha valorado que la Consejería vaya a tratar a todo el personal por igual a la hora de proporcionarles los materiales de prevención.