Medidas preventivas y recomendaciones de Salud Pública como consecuencia de la evolución epidemiológica del Coronavirus

A la vista de la evolución de la situación y de la declaración del brote de COVID-19 como pandemia mundial por la Organización Mundial de la Salud, la consejería de Sanidad ha publicado en el Boletín Oficial de Cantabria Extraordinario nº 10 de hoy una Resolución por la que se adoptan medidas preventivas y recomendaciones de Salud Pública en la Comunidad Autónoma de Cantabria como consecuencia de la evolución epidemiológica del Coronavirus (COVID-19), que tendrán vigencia a partir de hoy durante quince días y que podrá ser prorrogada a la vista de la evaluación de la situación epidemiológica.

En ella se adoptan una serie de medidas de carácter obligatorio, caso de la suspensión de todas las actividades educativas presenciales, las prácticas académicas externas, las actividades extraescolares y los viajes de estudios en todos los centros docentes, tanto de titularidad pública como privada y en todos los niveles. Se incluyen todas las escuelas infantiles, guarderías y cualesquiera otros centros de análoga naturaleza; todos los congresos, cursos, jornadas, seminarios y demás actividades formativas presenciales, tanto en el ámbito del sector público como del sector privado; todas las actividades deportivas colectivas, así como las grupales en los centros sociales de personas mayores.

Asimismo se restringen a sólo una sola persona por paciente tanto las visitas a pacientes hospitalizados como el acompañamiento en los servicios de urgencias y en residencias de personas mayores, tanto en centros sanitarios de titularidad pública como privada, salvo circunstancias individuales en las que sean de aplicación medidas adicionales de cuidados y humanización, que adoptará la dirección del centro. Los visitantes o acompañantes en ningún caso deberán acudir a estos centros si presentan síntomas de infección respiratoria aguda o fiebre, debiendo advertir de esta circunstancia a la entrada de los centros

Igualmente se restringe a lo estrictamente necesario desde un punto de vista asistencial, la actividad presencial que realicen las personas voluntarias, asociaciones y ONGs en los centros sanitarios, sin perjuicio, en todo caso, de la actividad de voluntariado que pueda resultar precisa para colaborar en las actividades de preventivas, de refuerzo, cooperación y colaboración con el sistema sanitario público en relación con el COVID-19. Finalmente se deberá realizar la desinfección de los vehículos destinados al transporte regular de viajeros con carácter diario.

Estas medidas preventivas resultan de obligado cumplimiento para todas las personas físicas y jurídicas afectadas por las mismas. Su incumplimiento podrá dar lugar a las sanciones correspondientes conforme la normativa de aplicación.

La Consejería también ha publicado una serie de recomendaciones de Salud Pública como son la limitación de los movimientos de la ciudadanía a aquellos que resulten estrictamente imprescindibles; evitar reuniones de grupos numerosos, en particular en actos sociales, festivos, religiosos, culturales y velatorios. Establecer medidas para favorecer el teletrabajo en todos aquellos puestos en los que resulte posible, con la finalidad de prevenir la transmisión y de conciliar la vida laboral con la atención de los menores de 16 años; que las personas con síntomas respiratorios agudos permanezcan en su domicilio, evitando acudir a centros sanitarios, siempre que su situación clínica lo permita o a su lugar de trabajo; promocionar los cuidados en sus domicilios de personas mayores, con enfermedades crónicas, pluripatológicos o con estados de inmunosupresión congénita o adquirida, limitando las salidas de su hogar o residencia; aplicar medidas higiénicas como el lavado de manos frecuente con agua y jabón, taparse al toser con pañuelo desechable inmediatamente o en el pliegue del codo, así como la limpieza de superficies que hubieran podido ser salpicadas con tos o estornudos; evitar los viajes que no resulten necesarios, así como el uso del transporte público colectivo; Por último, se recomienda desarrollar las actividades educativas y formativas a través de la modalidad virtual.