Cantabria avanza una hoja de ruta para su reindustrialización sostenible

Presentado un primer documento abierto a la participación con 12 líneas de actuación y 68 acciones concretas

Una nueva reunión de los miembros de la Alianza por la Industria, en la que está integrada la Federación de Municipios de Cantabria, ha servido para avanzar en la hoja de ruta regional para la reindustrialización sostenible, un documento que recogerá un conjunto de actuaciones que permitan la modernización y el fortalecimiento del sector industrial, aumentar su peso en el PIB regional y afrontar los retos de la transformación digital y energética.

Durante la misma, el consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, ha presentado el esquema conceptual del proyecto de reindustrialización, abierto a la participación hasta el mes de marzo, cuando se espera contar con el proyecto definitivo. Hasta ese momento, las consejerías del Gobierno de Cantabria, el Parlamento, los principales agentes económicos y sociales, la Federación de Municipios y colegios profesionales, que conforman la Alianza, podrán presentar sus sugerencias.

Este primer esquema diseñado por el Ejecutivo regional plantea dos ejes transversales y cuatro temáticos con doce líneas de actuación y 68 acciones concretas en diferentes ámbitos de actuación como el energético, el de innovación y suelo industrial. También incluye un programa de actuación prioritaria para las comarcas de Campoo y Besaya.

Con ello se trata de afrontar los cambios que introducirá el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de descarbonización y el Plan de contingencia energética.

La financiación del proyecto de reindustrialización sostenible, el sector industrial y empresarial contará este año con una inversión superior a los 200 millones de euros, duplicándose las líneas de ayudas, con el apoyo del Ministerio.

Ejes estratégicos

La Hoja de Ruta para la Reindustrialización Sostenible de Cantabria recoge una propuesta de actuación sistemática y planificada, que se apoya en la nueva Estrategia de Especialización Inteligente del Ejecutivo. En concreto, se establecen 6 ejes estratégicos, 12 líneas de actuación y 68 medidas concretas.

Dos de los ejes son trasversales y plantean, por un lado, incrementar la proyección social de la Industria, es decir, generar una conciencia ciudadana y priorizar el impulso al sector industrial como elemento clave, y, por otro lado, fijar una serie de actuaciones específicas para zonas de especial sensibilidad industrial.

Los ejes temáticos consisten en el fortalecimiento de las condiciones de contorno para el desarrollo industrial en la Comunidad Autónoma, tendente al desarrollo de las infraestructuras básicas y un contexto legislativo favorable; la modernización tecnológica y digitalización de procesos industriales; apoyo a la transición energética de la industria de Cantabria, y el impulso a un tejido industrial innovador e internacionalizado.