El Gobierno de Cantabria destina casi 22 millones de euros a la gestión de residuos domésticos y de puntos limpios a través de MARE

El Consejo de Gobierno, en su última reunión, ha aprobado realizar a través de MARE la gestión de determinados servicios en materia de residuos domésticos incluyendo operaciones de recogida, transporte y tratamiento, así como la gestión de puntos limpios, a lo que destina casi 22 millones de euros.

Considerando las tarifas de actividad según la cantidad de los residuos, la inversión que se realiza es de 18.337.935 euros para el periodo entre el 1 de abril y el 30 de noviembre de 2024.

Esta nueva gestión incluye por primera vez la recogida de biorresiduos preparado para el quinto contenedor, que afectará a los 77 municipios en los que MARE se encarga de la recogida de residuos, así como a su tratamiento, que afecta a los 102 de la Comunidad Autónoma.

Como novedad también se engloban los costes para aplicar la nueva normativa estatal de gases de efecto invernadero, que ha entrado en vigor este año, y el coste del nuevo impuesto de depósito de residuos en vertedero e incineración, que entró en vigor el pasado ejercicio.

Esta medida afecta a 430.000 vaciados de contenedores, 142.000 toneladas de residuos y casi 14.000 de lixiviados, que serán recogidos entre el 1 de abril y el 30 de noviembre de 2024, lo que supondrá un montante total de 15.378 contenedores.

También ha autorizado para el mismo periodo destinar 3.548.686 euros a la gestión de la red de puntos limpios a través de MARE y, concretamente, a la recogida separada y tratamiento de residuos en instalaciones específicas, así como a potenciar y facilitar a los ciudadanos el reciclaje, la prevención de generación de residuos, la reutilización, la separación de materiales, etc.

El Gobierno considera que la realización de estos servicios a través de la empresa pública es la opción más eficaz en lo que respecta a la tramitación administrativa, la rentabilidad económica, la calidad de servicio y por la capacidad y experiencia de la empresa, que dispone de personal cualificado con amplios conocimientos técnicos en la materia.

Asimismo, la gestión de una gran parte de la red de recogida y tratamiento de residuos domésticos en su conjunto permite optimizar costes asociados a la explotación, conservación y mantenimiento de las instalaciones por la aplicación de sinergias y la agrupación de servicio y suministros auxiliares que abaratan los costes unitarios de dichas prestaciones.